sábado, 6 de diciembre de 2008

El plan de Dios para el ser humano

¿Cuál es el plan de Dios para el ser humano? Eso lo podemos encontrar en la Biblia que es la Palabra de Dios para todos. Este maravilloso libro nos declara la verdad de que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. La mayoría de nosotros no sabemos que hay un plan destinado para vivir y perdemos la vida sin saber cual es. Creemos que el plan de Dios para nosotros es nacer, vivir, llegar a ser alguien y listo. Pero hay algo más grande que las Sagradas Escrituras nos enseñan y que lo vamos a dar a conocer en este informe.

EL PLAN DE DIOS ES QUE NOS VOLVAMOS A ÉL

Lo primero que Dios quiere es que nos volvamos a el. El ser humano de nacimiento esta alejado de Dios y a medida que crece le desconoce porque no se le instruye.

Muchos de nosotros decimos creer en Dios y estar cerca de él, pero pocos son realmente los que lo practican. Parece que venimos a la vida etiquetados con un tipo de religión, de iglesia o denominación y lo usamos de escudo ante cualquier amenaza religiosa.

Pero la Biblia declara que todo hombre esta alejado de Dios y necesita acercarse. Lo que lo separa de Dios es el pecado adánico que forma una barrera impenetrable para la comunicación celestial, el pecado práctico de cada día lo corrompe y lo aleja más, y la desobediencia a los mandamientos divinos lo condena.

Es por eso que Dios quiere que nos volvamos a él. El volverse a él traerá muchísimas bendiciones a nuestra vida que nos hará tomar conciencia de esta realidad. Viviremos en esta vida en paz y felicidad todos nuestros días.

Para volverse a Dios es necesario, reconocerle que él existe, dejar todo pecado que le desagrada, recibir su perdón y salvación, e invitar a Jesucristo su Hijo a vivir en nuestra vida para siempre, permitiendo a él cambiar todas nuestras conductas de vida erróneas.

EL PLAN DE DIOS ES QUE SEAMOS DISCIPULOS DE ÉL

Lo segundo que Dios quiere es que seamos sus discípulos. Hay muchísimas cosas que debemos cambiar en nuestro modo de pensar, de hablar, y de hacer. La Biblia declara acciones espirituales que el hombre no está practicando. En un pasaje dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni mis caminos vuestros caminos, dice Dios” (Isaías 55:8-9). Dios quiere cambiarnos totalmente y transformarnos a la imagen y carácter de su Hijo Jesucristo. Este cambio es necesario para poder vivir esta vida y modificar al mundo para el cambio social positivo. Si vivimos en nuestra naturaleza carnal la cual contiene muchísimas deficiencias como ser envidias, odios, maledicencias, avaricias, malos pensamientos, engaño, destrucción, disolución, etc., no podemos ser felices y por ende no podemos cambiar a un mundo que tiene los mismos pensamientos que nosotros. Más si vivimos en nuestra nueva naturaleza espiritual manifestaremos al mundo muchísimas cualidades cristianas como ser amor, perdón, pureza, bondad, buenos pensamientos, honestidad, edificación, santidad, etc., y así podremos vivir felices y cambiar a un mundo corrompido.

Y para este cambio que Dios quiere hacer hay toda una vida por delante. Es como comenzar de nuevo la vida porque hay que aprender muchas cosas que no conocíamos. Como por ejemplo, decirle no a la tentación, no al robo, no a la mentira, etc. Y decirle si al hacer el bien, a hablar verdad, a no caer en disolución, etc.

Pero Dios nos equipa con poder necesario para realizarlo y eso esta garantizado.

EL PLAN DE DIOS ES QUE NOS INSTRUYAMOS EN SU CAMINO

Lo tercero que Dios quiere es que nos instruyamos en su camino. Esto quiere decir aprender las verdades del Evangelio y proceder a enseñarlas a otros para el cambio social y espiritual.

Luego que Dios nos discipuló él quiere que lo que él hace en nosotros lo enseñemos a otros. Puesto que hay un mundo por delante para enseñar, Dios nos ha dejado esta hermosa tarea.

Debemos capacitarnos para decirle a todo hombre que hay un Dios que le ama y le quiere ayudar.

Esa es la mayor tarea del hombre, decirle que todavía hay esperanza si decide creer y ponerse en las manos de Dios.

Para esto es necesario ser un miembro de la Iglesia y ser instruido por ésta. Dios nos capacitará en el conocimiento Bíblico, en el conocimiento espiritual, y en todo otro conocimiento que él estime necesario.

EL PLAN DE DIOS ES QUE VAYAMOS DONDE ÉL NOS MANDA

Lo cuarto que Dios quiere es que vayamos donde él nos manda. Dios nos enviará a donde haya necesidad espiritual. Hay muchas personas que no le conocen y viven en aflicción.

Una vez que le conocemos, que él nos discipula y que él nos instruye, él nos enviará a la tarea asignada. Su tarea es celestial y nos usará a nosotros para que mejoremos la vida del ser humano que se encuentra sin Dios. En nuestra vida diaria, en el trabajo, en los quehaceres, en el viaje, en los negocios, en todo lugar, Dios nos impulsará a hablarles a otros de este plan que durará hasta el fin de los tiempos y que fue planeado por Dios desde el principio.

Esta tarea traerá recompensas a nosotros asombrosas. Muchas personas hallarán felicidad, salud, verdad, satisfacción, fuerza, esperanza, prosperidad y muchísimas cosas hermosas más.

Pero debemos ir donde Dios nos manda y eso será un desafío inigualable.

¿Estás dispuesto a aceptar el Plan de Dios para tu vida?.


Tema tomado de la web consagrados.cl

No hay comentarios:

descripción Radio Online

Escucha esta radio con Winamp/iTunes
Escucha esta radio con Windows Media Player

subir imagenes Compartir