martes, 21 de julio de 2009

Reflexión – Discusiones Airosas


¿Golpe de Espada o Medicina?

Proverbios 10: 19

“En las muchas palabras no falta pecado;
Mas el que refrena sus labios es prudente”

Hay momentos en la vida en donde las discusiones están a la orden del día, discusiones con tus amigos, discusiones en tu trabajo, discusiones en la universidad o colegio, discusiones en la misma familia y hasta discusiones entre los mismos hermanos en Cristo, pero ¿Será que las discusiones traen provecho?

Cuando me refiero a discusión no hablo de una clase de discusión sana que lleva a la aclaración de las cosas o al aumentar los conocimientos, sino aquella acción que nace de la negativa de una persona hacia la otra por algún aspecto, palabra o hecho. En pocas palabras a aquellas palabras que provocan hablar de mas porque estas enojado o en desacuerdo de una manera airada sobre algo o con alguien.

Hay personas que les gusta discutir por todo, desde porque no esta bien cerrada la puerta, hasta porque al café le falta una cucharadita de azúcar. La verdad es que hay personas difíciles de sobre llevar ya que tienen un carácter un poco fuerte que lleve a la consecuente discusión por todo y en todo.

Todos en algún momento de la vida hemos experimentado y vamos a experimentar discusiones, nadie esta exento de no enojarse, pero lo malo no esta tanto en estar en desacuerdo con algo o alguien, sino en la forma que lo expresas.

Proverbios que es un libro de sabiduría nos enseña que en las muchas palabras no falta el pecado, pues es tan cierto que cuando nos enojamos y discutimos decimos cosas que fluyeron por nuestro estado de ánimo alterado y no porque realmente lo sentíamos.

¿Cuántas veces en una discusión hemos herido a alguien por no saber manejar nuestro estado de animo?, ¿Cuántas veces hemos permitido que las muchas palabras salgan y salgan, sin percatarnos que las consecuencias de ellas serán terribles?, bien dice la Biblia que la lengua es un miembro pequeño pero capaz de encender grandes fuegos.

Y es que no podemos negar que cuando llegamos a un estado en donde los ánimos están caldeados es muy difícil no soltar el palabrerillo que daña, pero es ahí en donde en el proverbista llama PRUDENTE al que refrena su lengua.

¿Cuánta prudencia necesitamos en nuestro diario vivir?, sin duda que si la necesitamos, porque no se trata de dañar a las personas con nuestras palabras, más aun cuando somos hijos del Dios viviente, sino que nuestras palabras tendrían que ser medicina en lugar de veneno.

Proverbios 12: 18 dice: “Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina”.

Que lindo seria que cada uno de nosotros entendiera que para discutir se necesitan dos y que nosotros como hijos de Dios no deberíamos prestarnos a tal. Que nuestras palabras en lugar de golpes de espada puedan ser medicina para el alma, que de nuestra boca salgan palabras que apacigüen el momento y no que lo enciendan.

Yo se que es difícil quedarse callado en las discusiones, mas aun es difícil dar nuestro brazo a torcer, pero es ahí en donde realmente se demuestra que ya no somos los mismos, que Cristo a cambiado nuestro ser, que ahora ya no vivo yo, mas Cristo vive en mi. Es ahí en donde se demuestra realmente quien es un verdadero seguidor de Cristo, pues el seguidor de Cristo tratará de evitar las discusiones airosas y lejos de dar golpes de espada con sus palabras tratara de ser medicina.

Amados hermanos, la lucha con nuestro carácter y con nuestro orgullo es a diario, pero de nosotros depende sosegar a nuestro viejo hombre que no se quiere quedar callado ante la ofensa o ante la discusión, pero te aseguro que si eres prudente y evitas hablar mas de la cuenta, Jesús estará orgulloso de ti, mas allá de dar nuestro brazo a torcer o dejar aun lado nuestro orgullo tenemos que anteponer el hecho de querer agradar a aquel que agrado merece, hablo de Cristo Jesús Señor nuestro, quien nos ha llamado a una nueva vida, la cual no esta viciada conforme a los deseos de este mundo.

Para discutir se necesitan dos, pero mas allá de ser como golpes de espada con nuestras palabras, tratemos de tener una lengua que sea medicina para la discusión.

Autor: Enrique Monterroza

Reflexión – No seas incrédulo, sino creyente


Tomás el incrédulo

Juan 20: 27, 28

“Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!”

¿Ya te ha pasado que quieres creer pero no puedes?, si, hablo de esos momentos en los cuales lo único que te queda es creer en lo que Dios puede hacer, pero por alguna extraña razón nuestra mente se rehúsa a creer de que eso puede ser cumplido.

Tomás era uno de los doce, uno que había sido escogido especialmente por Jesús para que fuera testigo de su Ministerio acá en la tierra, seguramente Tomás había experimentados cosas sobrenaturales, como la alimentación de los cinco mil, como los milagros a los ciegos, cojos o mancos, había sido testigo de cómo Jesús había caminado sobre el mar o calmado la tempestad, había visto los demonios salían huyendo de la presencia de Jesús y de muchos tantos milagros y prodigios que el Señor había realizado.

Pero luego de su muerte, su fe tambaleo a tal punto de no creer en su resurrección, pese a que Jesús lo había predicho, fue tanta la incredulidad de Tomás que dijo tener que introducir sus dedos en las manos traspasados de Jesús y su mano en el costado para poder creer de que se trataba de El.

Es fácil juzgar al incrédulo y mas cuando se trata de alguien tan conocido por su incredulidad como Tomás, pero no podemos negar que nosotros en muchas ocasiones hemos realizado el papel de Tomás ante muchas situaciones en la vida.

En muchas ocasiones hemos declarado que tenemos fe para poder creer en las cosas maravillosas que Jesús puede hacer y más aun cuando no somos los protagonistas de esas situaciones difíciles en las cuales se necesita esa clase de fe y en donde solo el Poder de Dios puede actuar.

Pero cuando de verdad nos toca el turno de ser protagonistas y vemos frente a nosotros esos gigantes llamados: enfermedades, problemas económicos, problemas familiares, desánimos o cualquier nombre que tenga tu gigante, es ahí en donde aquella fe que un día declaramos tener es puesta a prueba.

Lo difícil de todo esto es asimilar en nuestra mente humana e incrédula que Dios puede actuar en dicha situación. A lo mejor muchas veces hemos clamado a Dios, pero detrás de la oración ha estado una enorme sombra de incredulidad, en donde a pesar que estas declarando con nuestra boca creer en lo que Dios puede hacer, nuestra mente esta dudosa de ver los resultados.

Y es que lo mismo le pasaba a Tomás, el había sido testigo viviendo del Poder de Jesús, pero pese a todo eso, su mente no le permitía asimilar de que había resucitado, algo imposible para su mente, pero posible para Dios.

Sinceramente muchas veces no le hemos creído a Dios a totalidad y mientras nuestra fe no sea completa, difícilmente veremos resultados, pero Dios que es grande en misericordia y amor hacia nosotros, pese a que muchas veces no podemos asimilar con nuestra mente su actuar, decide presentarse ante nosotros y decirnos: “Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente”.

Esta frase ha traspasado mi corazón: “y no seas incrédulo, sino creyente”, solo puedo decir: “Ay Señor, cuan incrédulo soy”, si, incrédulo porque mi mente no me deja asimilar lo que mi espíritu si asimila.

Jesús Adrián Romero en una de sus Alabanzas dice: “Mi mente dice no, no es posible”, pero luego dice: “Pero mi corazón, confiado esta en ti, tu siempre has sido Fiel me has sostenido”, cuanta verdad tenían estas palabras escritas seguramente en un momento de conflicto interior en donde había una batalla entre su mente y su corazón, entre no creer y si creer.

Amados hermanos, no se que momento puedas estar pasando, quizá has clamado por alguna petición en especial, pero tu mente no te permite creer que se cumplirá, mas en esta hora Jesús nos motiva a que dejemos la incredulidad a un lado para comenzar a ser creyentes. Eso significa que cuando menos sientas, Jesús estará ahí presente como respuesta a tu incógnita y te dirá que metas tus dedos en sus manos o tu mano en su costado y luego de eso responderemos como lo hizo Tomás: “¡Señor mío, y Dios mío!” (v.28).

Tu petición esta a un grano de mostaza para cumplirse, es hora de comenzar a ser creyentes de verdad y no incrédulos disfrazados de creyentes.

Autor: Enrique Monterroza

domingo, 5 de julio de 2009

Michael W. Smith y su nuevo proyecto ” A New Hallelujah”

Michael W. Smith lanzo su tercer proyecto de alabanza, A New Hallelujah (29/10/08) el cual ha impactado a miles. Una canción a dúo con el reconocido líder de alabanza Coalo Zamorano de la iglesia hispana de Lakewood, Texas; “Yo Me Rindo a El” (I Surrender All). El impacto en la comunidad hispana ha sido impresionante y ahora esta disponible a través de iTunes.

Grabado en vivo en la Iglesia Lakewood Church en Houston, Texas con un coro de 250 voces y mas de 12,000 personas, este proyecto lleva a la alabanza a un nivel superior. “Creo que este proyecto es uno de los mas impactantes de este lado del hemisferio” dice Smith. “Fue inspirado en los viajes alrededor del mundo incluyendo visitas a Europa, Israel, África y Latinoamérica. Es por ello que incorporamos a un invitado de habla hispana Coalo Zamorano y al coro de niños de África”.

Un invitado especial Coalo Zamorano, joven líder de alabanza de Houston, le añade otro toque internacional al proyecto cantando en español la canción “Yo Me Rindo a El”. “Tiene un aire de Josh Groban” comenta Smith. “Su interpretación de la canción fue impresionante, como un ungüento especial, algo realmente extraordinario”.

El primer proyecto de Smith fue titulado Worship lanzado al mercado en Septiembre del 2001 y ha vendido mas de un millón de copias, un segundo proyecto manteniendo la misma línea Worship Again un año mas tarde esta por alcanzar ventas de 800,000 copias.

En sus 25 años de trayectoria profesional como cantante, Smith ha alcanzado impresionantes logros. Con 20 proyectos hasta la fecha ha sido galardonado con varios reconocimientos nacionales e internacionales, entre ellos el American Music Award, 3 GRAMMY Awards (de 13 nominaciones) y 42 Dove Awards, contando también con 33 hits en la posición numero 1. Además de todo esto ha logrado 16 Discos de Oro y 5 discos Platino alcanzando una venta de 15 millones de copias.

Smith ha logrado varios largometrajes, 11 libros y ha sido nombrado por People’s Magazine “La Persona Mas Bella” (Most Beautiful People). Sus giras nacionales e internacionales están categorizadas entre las mejores y se ha presentado ante multitudes a través del mundo entero. Constantemente invirtiendo en la comunidad uno de sus proyectos mas recientes es Rocketown – un lugar de encuentro para adolescentes y jóvenes en su ciudad Nashville, Tenn. Este lugar sirve como centro donde se reúne la gente joven a disfrutar de buena música y donde nuevos artistas llegan demostrando sus talentos. Smith esta casado con Debbie Smith y son orgullosos padres de cinco hijos.

Para información actualizada sobre Smith incluyendo lo mas en cuanto a proyectos y giras visite: www.michaelwsmith.com www.reunionrecords.com o www.providentpress.com

Devocional - La Murmuracion Destruye Iglesias

Salmos 101:6

Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, este me servirá.
Una pareja de jóvenes tenían varios años de casados y nunca pudieron tener hijo, para no sentirse solos compraron un cachorro pastor alemán y lo amaron como si fuera su propio hijo… El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso pastor alemán. El perro salvo en mas de una ocasión a la pareja de ser atacadas por ladrones, siempre fue muy fiel, quería y defendía a sus dueños contra cualquier peligro.

Luego de siete años de tener al perro, la pareja logro tener el hijo tan ansiado. La pareja estaba muy contenta con su nuevo hijo disminuyeron las atenciones que tenían con el perro, este se sintió relegado y comenzó a sentir celos del bebe y ya no era cariñoso y fiel que tuvieron durante siete años.

Un día la pareja dejo al bebe plácidamente urmiendo en la cuna y fueron a la terraza a preparar una carne asada, cual fue su sorpresa cuando se dirigían al cuarto del bebe y ven al perro en el pasillo con la boca ensangrentada, moviéndoles la cola.

El dueño del perro pensó lo peor, saco un arma que llevaba y en el acto mato al perro, corre al cuarto del bebe y encuentra una gran serpiente degollada… El dueño comienza a llorar y exclamar.

¡¡¡HE MATADO A MI PERRO FIEL!!!
Cuantas veces hemos juzgado a las personas; lo que es peor las juzgamos y condenamos sin investigar a que se debe su comportamiento, cuales son sus pensamientos y sentimientos.
Muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario.
Tengamos cuidado de levantar un Falso testimonio en contra del Siervo de DIOS, inventando mentiras que lo único que hace es envenenar la casa de DIOS y el corazón de los hermanos de la congregación.

La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar a alguien, recordemos la historia del perro fiel… así aprenderemos a no levantar falsos testimonios en contra una persona hasta el punto de dañar su imagen ante los demás…

Debemos darnos cuenta que los sentimientos de las personas son frágiles y fáciles de dañar pero difícil de sanar…

No habitará dentro de mi casa el que hace fraude; El que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos. (Salmos 101:7)
descripción Radio Online

Escucha esta radio con Winamp/iTunes
Escucha esta radio con Windows Media Player

subir imagenes Compartir