domingo, 16 de mayo de 2010

Los Efectos Inmediatos del Rapto de la Iglesia


Estamos viviendo tiempos que son como una “montaña rusa” eventos proféticos. Todos los días vemos ante nuestros ojos cumplirse lo que el Señor nos advirtió en Mateo 24:6-7: “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares”. Los dolores de parto están aquí, y cada vez serán más fuertes y más recurrentes.

Para los que creemos en el arrebatamiento de la iglesia (arrebatados viene del griego harpazo, y del latín rapturo) somos conscientes de que estamos en los postreros días de la gracia. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tesalonicenses 4:17). Sin embargo, ¿se ha puesto usted a meditar detenidamente sobre lo que ocurrirá después de que todas las personas que estén vivas en ese glorioso momento sean tomadas por el Señor en un abrir y cerrar de ojos?

descripción Radio Online

Escucha esta radio con Winamp/iTunes
Escucha esta radio con Windows Media Player

subir imagenes Compartir