viernes, 26 de diciembre de 2008

Siembra hoy lo que deseas cosechar mañana


En una cena en honor de Albert Einstein, un estudiante le preguntó al gran científico: ¿Cuál es su profesión?

-Me dedico al estudio de la física, dijo Einstein.

El estudiante exclamó: ¿Quiere decir que usted sigue estudiando física? Yo terminé el año pasado.

Una de las grandes tentaciones en la vida es dividirla en épocas y pensar en cada una como un fin en sí misma. El estudiante piensa en el diploma del colegio secundario como una meta, pero no lo relaciona con lo que quiere hacer en la vida. El egresado tal vez consiga el trabajo de su elección y nunca considere que podría hacer otros trabajos en el futuro.

¿Cuántas veces has visto a un muchacho y una muchacha que se comprometen en matrimonio y gastan una fortuna, y cientos de horas preparando la boda con poca o ninguna preparación para los años de matrimonio que tienen por delante? O tal vez un matrimonio espera el nacimiento del hijo sin saber en realidad lo que significa la paternidad.

El huerto de la vida es un ciclo continuo de años y estaciones. Quienes cosechan mucho parecen ser las personas que miran hacia atrás y hacia adelante. Miran al pasado para rescatar de sus experiencias las que les servirán a resolver los desafíos del presente. Miran al futuro para decidir qué semillas plantarán hoy para lograr los éxitos del futuro.

Dios esta presente en cada segmento de nuestra vida, instándonos a aprender de las experiencias y los logros para que nuestros jardines alcancen el máximo de su potencial.

Oseas 10:12 (BLA)

Sembrad para vosotros justicia, segad para vosotros en misericordia: romped el barbecho, porque es tiempo de buscar al Señor.

Fuente: En el jardín con Dios. Editorial Unilit

Desarrolla los dones que Dios te dio

Una de las señales de la madurez es la capacidad de una persona de aceptar la responsabilidad de su propio talento, de desarrollar diligentemente las habilidades inherentes que le fueron dadas por Dios, y de utilizarlas al máximo con gozo y acción de gracias. La persona que haga esto podrá tener éxito a cualquier edad…

Víctor Hugo escribió su primer drama a los 15 años.

¡Juan de Medeci tenía 15 años cuando se convirtió en cardenal!

Rafael pintó sus obras maestras antes de morir a la edad de 37 años.

Tennyson escribió su primer volumen de poesías a los 18 años.

Pascal escribió sus grandes obras entre los 16 y su muerte a los 37.

Juana de Arco hizo toda su obra y fue quemada en la estaca a los 19 años.

Rómulo fundó Roma a los 20.

Calvino se unió a la Reforma a la edad de 21 años y escribió sus famosos Institutes a los 27.

Alejandro el Grande había conquistado su mundo cuando tenía 23 años.

Isaac Newton tenía 24 cuando dio a conocer la ley de gravedad.

McCormick inventó la segadora a los 23 años.

Charles Dickens escribió Oliver Twist a los 25.

La edad no tuvo nada que ver con el genio de estos grandes personajes. Ellos simplemente aceptaron la plena responsabilidad de los dones que Dios les había dado y no perdieron el tiempo mientras usaban cada oportunidad en su máximo potencial.

La madurez no viene con la edad; viene con la aceptación de la responsabilidad.

1 Corintios 13:11

Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño.

Fuente: El libro devocionario de Dios para los Hombres, Editorial Unilit

viernes, 19 de diciembre de 2008

A Dios... ¿Lo Mueve la Necesidad?

Es inútil que cuando trates de orar, te duelan las rodillas, o le digas que ya no soportas más, o que no mereces vivir esta situación o que llores hasta que no te queden lágrimas.

A Dios lo mueve tu fe.

La nave de los discípulos parece que va a darse vuelta como una frágil cáscara de nuez. Las olas sobrepasan el barco y el mar se ve más enfurecido que de costumbre. Los hombres tienen pánico, pero Jesús descansa plácidamente en el camarote.

Uno de ellos, se harta de esperar que el Maestro deje de roncar. Y lo despierta de un sacudón.

-Maestro! No ves que perecemos? No te da un poco de lástima que nos estamos por ahogar? Cómo se te ocurre dormir a bordo del Titanic? No podrías tener un poco de consideración con tus apóstoles?

Será mejor que los discípulos sepan, desde ya, que este día no figurará en ningún cuadro de honor. Esta no será el tipo de historia con las que futuros evangelistas armarán sus mensajes. Si querían aparecer retratados en la historia grande de los valientes de la fe, tengo que comunicarles que han errado el camino. De este modo, no se llega a Dios.

No conmoverán al Maestro con un sacudón y gritos desaforados. La histeria no enorgullece al Señor. Puedo asegurarles que Pedro, Juan y otros tantos querrán olvidarse de este episodio, y jamás le mencionarán a sus nietos que esto ocurrió alguna vez.

Pese a lo que hayas creído todos estos años, la necesidad, insisto, no mueve la mano de Dios.

El Señor se levanta un tanto molesto. Este es su único momento para descansar en su atareada vida ministerial. Y estos mismos hombres que presenciaron como resucitó muertos y sanó enfermos, lo despiertan de un descanso reparador, por una simple tormenta en el mar. Se restriega los ojos, mientras trata de calmar a quien lo acaba de despertar de un buen sueño profundo.

-No tengan miedo –dice, mientras bosteza.

El Señor sale del camarote y ordena a los vientos que enmudezcan. Y al mar que se calme.

Hombres de poca fe –dice, antes de regresar a la cama.

Uy.

Eso si que sonó feo.

No quisiera irme a dormir con esas últimas palabras del Señor acerca de mi persona.

Pensaron que les daría unas palabras de aliento. O que les diría que la próxima vez no esperen tanto para despertarlo. Quizá que mencionaría que para el próximo viaje, se aseguren una mejor embarcación, o que chequeen si hay suficientes botes salvavidas. Pero sólo les dijo que fallaron en la fe.

Alguno de ellos, cualquiera, debió haberse parado en la proa y decir:

-Viento! Mar! Enmudezcan en el nombre del Señor que está durmiendo y que necesita descansar!

Esa sí hubiese sido una buena historia. Los evangelistas hubiésemos aprovechado ese final para nuestros mejores sermones.

Es que, sólo la fe es la que mueve la mano de Dios.

Dante Gebel

¿Cómo invertir bien mi tiempo libre?

Bueno, algunas cosas que responde a esta pregunta ya se han dicho en las preguntas anteriores. Pero agregaremos algo más.

Está claro que durante el tiempo libre es preciso descansar. Descansar de los deberes escolares, que es el principal trabajo del joven. Sin embargo, descansar no es sinónimo de "no hacer nada". Muchos intelectuales han dicho que la mejor forma de hacer descansar la mente es realizando alguna actividad práctica, tal vez algún trabajo manual. O bien, realizar algún ‘hobbie’, es decir, alguna actividad agradable en que tú puedas hacer descansar tu mente, pero sin caer en la ociosidad. Muchas variedades de ‘hobbies’ hay en que tú puedes entretenerte, pero ¿cuáles de ellas escoger, que te traigan alguna ganancia o provecho en el Señor?

Aprender a tocar un instrumento musical puede ser una hermosa actividad recreativa. Hay diversidad de instrumentos, y en la iglesia hay hermanos que con la mejor voluntad podrían enseñarte.

Hay también pequeños trabajos artesanales que los jóvenes pueden hacer, y que les pueden proveer de algunos ingresos.

En la iglesia hay algunos servicios que los jóvenes pueden realizar, y que les pueden acarrear muchas satisfacción; la primera satisfacción, por supuesto, será saber que están sirviendo al Señor, y también el saber que están bendiciendo, o ayudando a otros hermanos.

Es conveniente buscar la compañía de los jóvenes de la iglesia, y compartir con ellos, sanamente, los ratos libres. En ellos habrá lugar para entretenerse, jugar, y también buscar compañerismo cristiano. En este compañerismo se hallará consuelo y edificación cuando sea necesario. Cristo podrá ser tocado en cada joven que ama al Señor.

Sin embargo, es preciso ver que en todo hemos de conducirnos como es digno del Señor. Que la motivación de nuestros encuentros sea el más sano, el más loable, que no haya ninguna mancha en nuestros ágapes, que nadie profane el lugar santo en el que Dios nos ha puesto. Que así sea para su gloria, amén.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Biblia G3 de Crecimiento Juvenil

La Biblia G3 de crecimiento juvenil es la primer Biblia juvenil realizada exclusivamente para la juventud de Hispanoamérica. Su nombre se debe a que es una Biblia con la generación del tercer milenio en la mente y el corazón. En ella han participado los más reconocidos ministros juveniles respondiendo las preguntas más candentes que tienen los jóvenes y adolescentes hoy. Algunos de quienes han participado han sido Dante Gebel, Junior Zapata, Jeffrey De León, Víctor Cárdenas, Julissa, Marcos Shultz, Ale Gómez, Gloria Vásquez, Elvira Garza y quienes participaron del concierto de presentación en la Expo Cristiana de México: Rojo, Edgar Lira y Funky. El Editor general de este proyecto ha sido Lucas Leys, quién además de ser uno de los conferencistas más aclamados en eventos juveniles en todo el mundo de habla hispana, es Doctor en teología de la Misión graduado con honores del Fuller Theological Seminary donde hoy es también uno de los profesores visitantes.

La Biblia G3 de crecimiento juvenil cuenta con el texto bíblico de la Nueva Versión Internacional y responde a preguntas como: ¿Por qué Dios creó al sexo? ¿Cómo puedo hacer mejores amigos? ¿Cómo sé lo que está bien y lo que no? ¿Si Dios es tan bueno, por qué tenemos que sufrir? ¿Por qué hay hambre en el mundo? En mi niñez me abusaron sexualmente ¿tengo yo la culpa? ¿Cómo puedo encontrar mis dones? ¿Qué piensa Dios de los homosexuales? Y muchas más. Además contiene 52 devocionales para cada semana del año, una introducción clarísima y novedosa a cada libro y varias explicaciones del contexto en un lenguaje juvenil para poder entender mejor el texto original.

Una mini entrevista a Lucas Leys, el editor general de la Biblia G3.

¿Cuál fue el objetivo que dio origen a este proyecto?

El Objetivo de publicar la Biblia G3 es volver a enamorar a la generación del tercer milenio con el texto de la Palabra de Dios. No es noticia que hoy miles de chicos cristianos saben más de las canciones de moda que de la revelación escrita de los planes de Dios y por eso era necesario trabajar con los códigos de la nueva generación para atraerlos a la Biblia.

¿Por qué es importante que la nueva generación de jóvenes cristianos pueda acceder a esta nueva versión?

La Biblia G3 es una Biblia de estudio como la Scofield, la Thompson o la de estudio pentecostal, solo que está diseñada, escrita y diagramada con los jóvenes de Hispanoamérica en la mente y el corazón. Así que los comentarios, aclaraciones, devocionales y hasta las introducciones de los libros están hechos con un lenguaje moderno y divertido que sea los suficiente claro y envolvente para un adolescente de cualquier punto de nuestro continente. Gracias a Dios por otras Biblias Juveniles que hay hoy en español, pero la G3 es la primera que no es una traducción del inglés sino que fue trabajada específicamente para la juventud de Hispanoamérica.

En todos estos años de trabajar con jóvenes, tu conoces sus problemáticas, inquietudes, incertidumbres, etc. ¿La BibliaG3 se presenta como respuestas a esos desafíos?

Entre todos aportes novedosos que contiene esta Biblia hay una colorida sección que se llama “Preguntas candentes” la cual está compuesta por 60 preguntas que se hacen los jóvenes habitualmente las cuales son respondidas por más de 20 de los más destacados líderes juveniles de Hispano América.
Para responder a ellas invité a participar a Dante Gebel, Jeffrey De León, Germán Ortiz, Ale Gómez, Junior Zapata, Emmanuel Espinosa de Rojo, Paolo Lacota, Víctor Cárdenas de Zona 7 y varios más.

En líneas generales, ¿Cuál es el propósito central de la Biblia G3, y cuál es la visión que cada líder juvenil que participa desea plasmar y transmitir a los jóvenes?

Con la Biblia G3 queremos atraer a los jóvenes y adolescentes hacia la preciosa voluntad de Dios expresada en las páginas de la Biblia. Queremos que la entiendan, que la encuentren fácil de leer, que la encuentren atractiva y que se involucren con ella. Por eso hasta desarrollamos una página web de la Biblia www.BibliaG3.com. Para mí ha sido un privilegio ser el editor general de esta Biblia y estoy a la expectativa de que Dios haga algo poderoso y relevante con ella.

Tomado de www.revistaenfoque.com

sábado, 6 de diciembre de 2008

La Deuda Pendiente

Suponga que alguien viniera a nosotros un día y nos dijera, ¿Cuánto dinero pendiente debes a la gente ó a las entidades financieras?, porque yo quiero ayudarte a pagar todas tus deudas y sin que tengas que darme algo a cambio. Esto sería sensacional entre tanta aflicción, angustia y miseria que vivimos hoy en día y sin posibilidad de nuestra parte de cancelar esas deudas.

Continuar Leyendo...

El plan de Dios para el ser humano

¿Cuál es el plan de Dios para el ser humano? Eso lo podemos encontrar en la Biblia que es la Palabra de Dios para todos. Este maravilloso libro nos declara la verdad de que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. La mayoría de nosotros no sabemos que hay un plan destinado para vivir y perdemos la vida sin saber cual es. Creemos que el plan de Dios para nosotros es nacer, vivir, llegar a ser alguien y listo. Pero hay algo más grande que las Sagradas Escrituras nos enseñan y que lo vamos a dar a conocer en este informe.

EL PLAN DE DIOS ES QUE NOS VOLVAMOS A ÉL

Lo primero que Dios quiere es que nos volvamos a el. El ser humano de nacimiento esta alejado de Dios y a medida que crece le desconoce porque no se le instruye.

Muchos de nosotros decimos creer en Dios y estar cerca de él, pero pocos son realmente los que lo practican. Parece que venimos a la vida etiquetados con un tipo de religión, de iglesia o denominación y lo usamos de escudo ante cualquier amenaza religiosa.

Pero la Biblia declara que todo hombre esta alejado de Dios y necesita acercarse. Lo que lo separa de Dios es el pecado adánico que forma una barrera impenetrable para la comunicación celestial, el pecado práctico de cada día lo corrompe y lo aleja más, y la desobediencia a los mandamientos divinos lo condena.

Es por eso que Dios quiere que nos volvamos a él. El volverse a él traerá muchísimas bendiciones a nuestra vida que nos hará tomar conciencia de esta realidad. Viviremos en esta vida en paz y felicidad todos nuestros días.

Para volverse a Dios es necesario, reconocerle que él existe, dejar todo pecado que le desagrada, recibir su perdón y salvación, e invitar a Jesucristo su Hijo a vivir en nuestra vida para siempre, permitiendo a él cambiar todas nuestras conductas de vida erróneas.

EL PLAN DE DIOS ES QUE SEAMOS DISCIPULOS DE ÉL

Lo segundo que Dios quiere es que seamos sus discípulos. Hay muchísimas cosas que debemos cambiar en nuestro modo de pensar, de hablar, y de hacer. La Biblia declara acciones espirituales que el hombre no está practicando. En un pasaje dice: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni mis caminos vuestros caminos, dice Dios” (Isaías 55:8-9). Dios quiere cambiarnos totalmente y transformarnos a la imagen y carácter de su Hijo Jesucristo. Este cambio es necesario para poder vivir esta vida y modificar al mundo para el cambio social positivo. Si vivimos en nuestra naturaleza carnal la cual contiene muchísimas deficiencias como ser envidias, odios, maledicencias, avaricias, malos pensamientos, engaño, destrucción, disolución, etc., no podemos ser felices y por ende no podemos cambiar a un mundo que tiene los mismos pensamientos que nosotros. Más si vivimos en nuestra nueva naturaleza espiritual manifestaremos al mundo muchísimas cualidades cristianas como ser amor, perdón, pureza, bondad, buenos pensamientos, honestidad, edificación, santidad, etc., y así podremos vivir felices y cambiar a un mundo corrompido.

Y para este cambio que Dios quiere hacer hay toda una vida por delante. Es como comenzar de nuevo la vida porque hay que aprender muchas cosas que no conocíamos. Como por ejemplo, decirle no a la tentación, no al robo, no a la mentira, etc. Y decirle si al hacer el bien, a hablar verdad, a no caer en disolución, etc.

Pero Dios nos equipa con poder necesario para realizarlo y eso esta garantizado.

EL PLAN DE DIOS ES QUE NOS INSTRUYAMOS EN SU CAMINO

Lo tercero que Dios quiere es que nos instruyamos en su camino. Esto quiere decir aprender las verdades del Evangelio y proceder a enseñarlas a otros para el cambio social y espiritual.

Luego que Dios nos discipuló él quiere que lo que él hace en nosotros lo enseñemos a otros. Puesto que hay un mundo por delante para enseñar, Dios nos ha dejado esta hermosa tarea.

Debemos capacitarnos para decirle a todo hombre que hay un Dios que le ama y le quiere ayudar.

Esa es la mayor tarea del hombre, decirle que todavía hay esperanza si decide creer y ponerse en las manos de Dios.

Para esto es necesario ser un miembro de la Iglesia y ser instruido por ésta. Dios nos capacitará en el conocimiento Bíblico, en el conocimiento espiritual, y en todo otro conocimiento que él estime necesario.

EL PLAN DE DIOS ES QUE VAYAMOS DONDE ÉL NOS MANDA

Lo cuarto que Dios quiere es que vayamos donde él nos manda. Dios nos enviará a donde haya necesidad espiritual. Hay muchas personas que no le conocen y viven en aflicción.

Una vez que le conocemos, que él nos discipula y que él nos instruye, él nos enviará a la tarea asignada. Su tarea es celestial y nos usará a nosotros para que mejoremos la vida del ser humano que se encuentra sin Dios. En nuestra vida diaria, en el trabajo, en los quehaceres, en el viaje, en los negocios, en todo lugar, Dios nos impulsará a hablarles a otros de este plan que durará hasta el fin de los tiempos y que fue planeado por Dios desde el principio.

Esta tarea traerá recompensas a nosotros asombrosas. Muchas personas hallarán felicidad, salud, verdad, satisfacción, fuerza, esperanza, prosperidad y muchísimas cosas hermosas más.

Pero debemos ir donde Dios nos manda y eso será un desafío inigualable.

¿Estás dispuesto a aceptar el Plan de Dios para tu vida?.


Tema tomado de la web consagrados.cl

viernes, 5 de diciembre de 2008

Mi Día - Jesús Adrián Romero


[E] Un día nue- [B] vo'empezó
Y [E] tu a mi lado'estás [B] [F#]
[E] a dónde'iremos hoy [B]
[E] qué me pla- [F#sus] ticarás? [B] [B2] [B/D#]

[E] Ayer se [B] fue veloz
y [E2] no'hay mañana'aún [B] [F#]
[E] te'entrego mi'atención [G#m7] [E]
solo me'im- [F#] portas tú [B]

[F#/A#] Quiero [G#m] dar- [F#/A#] te
mi dí- [B] a [Bsus] [B] [F#/A#]
que mi vivir [E] [B/D#]
sea'una melodí- [C#m7] a
para [F#] ti.

Quiero [G#m7] ser [F#/A#]
tu'alegrí- [B] a [Bsus] [B] [F#/A#]
Y caminar [E] [B/D#]
juntos todo'el dí- [C#m7] a
y re- [F#] ír [F#]

Puente:
[E2] [E] [E2] [B] [B2] [Bsus] [B]
[E2] [B] [F#]

[E] Te doy mi [B] devoción
Mis [E] hora bajo'el sol [B] [F#]
[E] No'hay planes para hoy [G#m7]
[E] Mi'agenda [F#] se perdió. [B] [F#7sus]
[E] Mis [G#m7] pasos [B] seguirán
[D#m] tus [E] pasos [F#] al andar
[G#m7] [F#2]
[E] deleite [F#] me dará [G#m7] [F#]
[C#/F] hacer tu [B/E] voluntad [B2]

[F#/A#] Quiero [G#m7] dar- [F#/A#] te
mi dí- [B] a [Bsus] [B] [F#/A#]
que mi vivir [E] [B/D#]
sea'una melodí- [C#m7] a
para [F#] ti.

Quiero [G#m7] ser [F#/A#]
tu'alegrí- [B] a [Bsus] [B] [F#/A#]
Y caminar [E] [B/D#]
juntos todo'el dí- [C#m7] a
y re- [F#] ír [F#]

Quiero [G#m] dar- [F#/A#] te
mi dí- [B] a [Bsus] [B]
[F#/A#] que mi vivir [E]
[B/D#] sea'una melodí- [C#m7] a
para [F#] ti.

[E] [B] [E2] [B] [Bsus]

[E] Un día nue- [B] vo'empezó
Y [E2] tu a mi [F#] lado'estás

lunes, 1 de diciembre de 2008

Alex Campos y Funky de Nuevo Juntos en Concierto en Colombia


Los artistas cristianos, se presentaran en Colombia con su ministerio musical en conciertos en las ciudades de Medellin, Pereira y Cartagena.

Medellin el 11 de Diciembre de 2008
Pereira el 12 de Diciembre de 2008
Cartagena el 13 de Diciembre de 2008

lunes, 13 de octubre de 2008

DEDICATORIA

A mi señor Jesucristo, sin el nada podria hacer, el es el centro de mi inspiración, el señor es mi todo, mi respirar, mi pensamiento, mi esperanza, mi salvador.

lunes, 6 de octubre de 2008

Deuda Pendiente

Suponga que alguien viniera a nosotros un día y nos dijera, ¿Cuánto dinero pendiente debes a la gente ó a las entidades financieras?, porque yo quiero ayudarte a pagar todas tus deudas y sin que tengas que darme algo a cambio. Esto sería sensacional entre tanta aflicción, angustia y miseria que vivimos hoy en día y sin posibilidad de nuestra parte de cancelar esas deudas.


Las deudas pendientes nos hace dependientes y esclavos de nuestros acreedores, nos quitan los derechos otorgados de libre deuda y nos puede llevar a la ruina económica si no cumplimos con los pagos correspondientes.

Ahora el hombre no solamente tiene pendiente deudas económicas con las personas sino que también tiene una deuda pendiente con Dios que debe cancelar.

Cada uno de nosotros tiene una deuda pendiente con Dios. Cada uno de nosotros estamos en deuda con Dios.

Tal vez tengamos o no deudas económicas pendientes con las personas o entidades pero tenemos una deuda pendiente con Dios.

Según las Sagradas Escrituras el ser humano nació pecador por herencia, es pecador en la vida, transgrede los mandamientos divinos y se halla fuera de la Gloria de Dios en posición espiritual.

Es esclavo en un mundo donde “debería ser señor”, perdió los derechos espirituales para ser libre en su espíritu y en el mundo material donde "debería tener libertad". También vive condenado por sentimientos negativos y conflictivos, temores y acciones incorrectas. No tiene paz, no tiene salud, no tiene alegría y tampoco bendición completa.

Por el pecado de Adán y Eva al desobedecer a Dios en su mandato recae en el hombre tres condenas por las cuáles éste deberá pasar.

La primera de ellas es que tiene que experimentar la muerte física. Luego de nacer y vivir tiene que morir físicamente. Dios le había prometido a Adán y a Eva que no morirían nunca tanto física como espiritualmente si no comía del árbol que él le había dicho que no comiese. Ese árbol simbolizaba la independencia de Dios, el hombre comió del árbol y la muerte entró en el mundo por primera vez.

La segunda condena es tener que ir al juicio de Dios por sus obras y en esta balanza nadie está exento de quedar libre puesto que las obras humanas son buenas y malas y no perfectas ante el pecado, ya que la perfección de obras es el requisito para pasar ese juicio.

La tercera condena es tener que ir al infierno como castigo de esa desobediencia. Un lugar de tormento eterno, sequedad espiritual y olvido delante de Dios y de la creación.

¡Qué tremenda deuda pendiente tiene el hombre para con Dios! En síntesis, la condena de todo hombre y de toda mujer sería morir físicamente y no vivir para siempre, ir al juicio de Dios siendo avergonzado, castigado y condenado, y terminar en el infierno como un malechor sufriendo eternamente el desamparo celestial. Pero bendita misericordia de Dios que no nos abandonó sino que nos proporcionó una solución a este terrible problema.

Jesús el Hijo de Dios vino al mundo ante la caída humana para ayudarle a pagar esa deuda pendiente.

Jesús al venir a la tierra, pasó por la condena de la muerte física al ser crucificado y experimentó esa muerte en lugar del ser humano. Pasó por el juicio de Dios en lugar del hombre puesto que en la cruz sintió el desamparo de Dios en su vida ya que él era su Hijo Amado. El fue hecho maldito porque estaba escrito en la Biblia que es maldito todo el que es colgado en una cruz pero aún así cargó con el pecado de cada uno de nosotros. Y al final de su muerte descendió a los infiernos como condenado al lugar donde tendríamos que ir nosotros a pasar la eternidad.

Pero Dios cambió la historia de toda la humanidad al decidir resucitar a su Santo Hijo de la muerte física, pasando el juicio de Dios y levantándole del infierno eternal. Jesús resucitó de la muerte al tercer día, recibió la glorificación divina, venció a satanás en el infierno, le golpeó en la cabeza como señal de victoria, le quitó las llaves de la muerte y del infierno y pasó con coraje el juicio de Dios por el pecado humano.

El mismo dijo en la cruz “Tetelestai”, del griego “La cuenta está pagada” y “Consumado es”, así que Jesús nos pagó la deuda pendiente con Dios puesto que nunca jamás podríamos haberla cancelado por nuestras propias fuerzas, medios u obras propias según la enseñanza bíblica.

De esta manera el ser humano que acepta la paga de su deuda pendiente para con Dios, puede tener esperanza de que cuando le llegue la hora de su muerte su espíritu se vaya con Dios, pero su cuerpo será resucitado en el día de la resurrección, no tenga que pasar por el juicio de Dios porque Jesús fue nuestro juicio y no vaya al infierno porque Jesús fue allí por nosotros. El venció a la muerte y ascendió a los cielos donde nos prepara un lugar para nosotros gratuitamente.

Como respuesta a ese pago el hombre debe aceptar la bondad divina y someterse de todo corazón a aquel que lo ha librado de tan grande deuda y condena.

Esa paga de la deuda pendiente para con Dios provista por Jesús hace que nuestras vidas reciban instantáneamente todos los beneficios que Dios promete en su palabra: paz, perdón, misericordia, amor, alegría, libertad, consuelo, provisión y protección, cuando lo aceptemos a él y a su obra redentora.

¿Qué harás tú con esa deuda pendiente para con Dios? ¿Tratarás de aceptarla o seguirás teniéndola?

ORACIÓN:

Dios mío, vengo a ti en este momento, para pedirte por mis deudas para contigo y para con los demás, te pido que me perdones por mis pecados, errores y fracasos, te pido que me limpies de todo pecado, ayúdame a recuperar la vida que me diste, ayúdame a confiar en la esperanza celestial, ayúdame a aceptar el sacrificio de Jesús en la cruz para pagar mi deuda pendiente, te lo pido en el Nombre de Jesús. Jesús gracias por venir por mí a pagar mi deuda pendiente para con Dios, gracias por tu sacrificio y amor, te recibo en mi vida y ruego que hagas de mi tu habitación. Espíritu Santo de Dios llena mi vida de paz interior, bendición y benignidad para con todos mis semejantes, perdono a todos aquellos que me han hecho algún daño en algún momento y ruego que les bendigas. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo te lo pido y te doy muchas gracias. Te alabo y te bendigo. Amén.

Si has hecho esta oración te queremos decir que Dios ha perdonado tu deuda para con él, tus pecados fueron perdonados y Dios no se los acuerda más, Jesús ha entrado en tu vida para hacer de ti su hogar celestial, la confianza de que algún día cuando llegues a partir de esta tierra irás al cielo comenzará a crecer hasta ese día, dado que el Espíritu Santo te dará esa seguridad. Comienza a vivir la vida nueva que Dios te dió porque tu deuda pendiente para con Dios ya está pagada! Yo Jesús.

descripción Radio Online

Escucha esta radio con Winamp/iTunes
Escucha esta radio con Windows Media Player

subir imagenes Compartir