domingo, 3 de enero de 2010

Somos Héroes (Reflexion)

Romanos 8:35-37

“¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada? Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.”

Nuestra vida es una aventura, cada día es un episodio nuevo donde nos aguardan emociones encontradas y para algunos este día puede ser el último en el que puede caminar, ver, cantar y hasta vivir; es curioso que para todos nosotros las caída y el sufrimiento son cosas de las que más aprendemos y experimentamos, a diferencia de levantarse y ser feliz que es una de la etapa que deseamos y anhelamos pero que no se consigue muy fácil ni mucho menos se puede mantener de manera sencilla. Ya empezamos a comprender porque es que nuestra vida es una aventura, ahora quiero enfocarme que somos héroes.

Hay muchas personas que han alcanzado todo lo que habían planeado en cuanto a estudios, trabajo, casa, carro, esposa; sin importar cuales hayan sido sus metas al final del camino muchos sienten en sus vidas la impresión de que algo faltó, ya que hay algunos factores que te roban el gozo, la alegría y aunque tienen todo lo que desearon sus corazones no tienen todo lo que necesita.

Yo se que para los que estudian su mayor deseo es terminar y cuando pierden alguna materia es inevitable la sensación de fracaso, y ni pensar cuando trabajamos y hay alguna amenaza de despido surgen los miedos y temores en nuestra vida por todo lo que implica quedarnos sin trabajo; sea cual sea el momento que estés pasando es lógico sentir el afán de lo que estamos haciendo y por ello preocuparnos y pensar que en cualquier momento todo se podría acabar o perder en nuestra vida.

Ahora bien somos héroes ya que cada una de esas circunstancias hacen que se nos levanten los enemigos de nuestra vida, los cuales tenemos que vencer y hacerles ver que Dios está de nuestro lado ya que nuestra fuerza está en él.

Lo importante no es soportar solamente, sino aprender a que aunque estemos pasando momentos contradictorios en nosotros cada una de ellos tiene que ser una oportunidad para hacer que la aventura del día de hoy va a tener un final placentero ya que sea cual sea la dificultad tú decides si eres un vencedor o un perdedor, si eres un héroe en victoria o un héroe sujeto al fracaso.

Los hombres de las historias bíblicas, aunque fallaron muchas veces decidieron ser vencedores, ¿te acuerdas de José? aunque sus hermanos lo traicionaron y estuvo como esclavo siempre se propuso ser un héroe y por ende un vencedor, Josué y Caleb aunque sus compañeros de misión daban noticias que desalentaban el corazón del pueblo, ellos decidieron hacer la diferencia y marcaron pauta para Dios, y mi héroe favorito Jesús, aunque sabía todo lo que padecería no dudo ni un instante en morir por amor a nosotros.

Fueron héroes que marcaron la historia y como ellos hay muchos que aunque nunca se sepan de sus vidas Dios si los conoció y no solamente los conoció sino que se regocijo en ellos cuando aprendieron el placer de la vida que él le estaba dando.

La Biblia dice regocijaos en el Señor siempre, y aunque Pablo había pasado muchos momento de dolor y sufrimiento el tenia bien claro que la vida del creyente debía de ser de gozo y alegría, no obviando las dificultades que se presenten, ni las adversidades que como personas pasamos, lo importante es tener en cuenta que si somos más que vencedores, quiere decir que estamos peleando una batalla que ya alguien la venció y ese fue Jesús en la cruz del calvario, con la finalidad de que el acta de los decreto que existía en contra de nosotros quedó anulada por el padecimiento de nuestro Señor en la cruz.

Somos héroe porque aunque luchamos con potestades mayores que nosotros mismos le podemos vencer por el poder del Padre que está en nosotros y aunque nuestros defectos nos limitan podemos estar tranquilos porque los superaremos, ya que estamos en pleno crecimiento y vamos como la aurora en aumento, hasta que el día es perfecto.

“Aunque te sientas en el fondo del abismo solo piensa que Jesús ya te hizo un vencedor, tú tienes que decidir ser un ganador y por ende tienes que poner de tu parte y vencer.”

Autor: Juan C. Aguilera

No hay comentarios:

descripción Radio Online

Escucha esta radio con Winamp/iTunes
Escucha esta radio con Windows Media Player

subir imagenes Compartir