viernes, 10 de abril de 2009

Yo Soy Jesús


Yo Soy Jesús

Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente” Mateo 16:16 Todos me conocen, menos tú. Nací en un humilde pesebre de Belén en un día que se partió la historia del mundo, ya que la era en la que vives, inició su cuenta, desde el día de mi nacimiento.
Desde niño aprendí a manejar la madera. Me volví experto en el manejo de todos los complementos, que me permitían volver un rudo tronco de árbol en un mueble funcional.

Cuando cortaba un árbol robusto le separaba la corteza y sacaba de él el mayor provecho; mientras más diestro, mejor aprovechaba el material y la calidad de la pieza, que una vez acabada, hablaba de mi profesión artesanal. Pero muy pronto supe que esa no sería mi verdadera profesión, porque mi nombre, Jesús, quiere decir “El salvará a su pueblo de los pecados…” profesión de la cual quiero hablarte. Desde la niñez me interesé por el estudio de las Sagradas Escrituras, legado de mi pueblo.

Y aprendí que así como con un manejo hábil de mis manos la madera podía convertirse en algo hermoso, el alma de un hombre como tú, en mis manos, igualmente podía alcanzar niveles insospechados de felicidad.

Me explicaré: Vine a este mundo en forma de hombre, pero mi verdadera función es ser Dios. Sólo que si me presento como Dios, alguien como tú no me creería, por lo que tuve que venir en forma humana, no sólo para identificarme contigo, sino para que puedas asimilar lo que soy. Para que me entiendas, tú estás hecho a mi misma imagen y semejanza, pero no yo tengo tus imperfecciones.

Mi labor es semejante a la de carpintería, porque tengo que tomar un alma como la tuya, que creció como árbol silvestre, descortezarla, es decir, quitarle todas las imperfecciones con que el mundo te ha ensuciado, para después, irte moldeando y puedas comprender tu existencia y la puedas proyectar a algo menos efímero que esta vida terrena. Si me dejas trabajar con tu alma, podrás encontrar felicidad terrena y un día, vivir conmigo por la eternidad.

Claro que esto implica el que nos encontremos y me permitas trabajar contigo; no usaré cepillo, ni cerrote, ni garlopa, sino que usaré mi Santo Espíritu, para hacer de tu vida algo más que una existencia rutinaria y encuentres el verdadero sentido que tiene.

Tu alma tiene aristas que es preciso ir limando para que puedas ajustarte al diseño que de ti hice cuando formé tus entrañas en el vientre de tu madre. Porque aun cuando tú no me conoces, yo te conozco muy bien, más de lo que tú mismo te conoces.

Si te sientes trabajado y cargado por los afanes de la vida, ven a mi y yo te haré descansar. Podrás llevar mi yugo, que es fácil y mi carga, que es ligera. Aprenderás de mí; yo soy manso y humilde de corazón y hallarás descanso para tu alma. Cuando estás triste, yo te puedo alegrar; si en tu vida hay tinieblas, yo te puedo alumbrar; si te enfermas, yo te puedo sanar; si algo te falta, te lo puedo suplir; si tienes dudas, yo soy El Camino, La Verdad y La Vida ¿Qué necesitas? Aun cuando algunos me presentan colgado de una cruz y muerto, quiero que sepas que estoy vivo. Mi amor por ti no lo podrás entender; sólo lo podrás recibir.

Un día ofrecí mi vida por ti, pero sólo me quedé en el seno de la tierra tres días y tres noches, porque al tercer día, me levanté; estoy vivo, y desde entonces intercedo por ti y pronto vendré para llevarte conmigo.

Si me preguntas ¿qué tengo que hacer para que nos encontremos y creer que esto que leo es verdad? Bueno, tendrás que hacer dos cosas: Primera: leer el Libro que dicté desde el principio de los tiempos. En ese Libro nos encontraremos y te iré explicando paso a paso mi plan. Alguien te dirá que es un libro religioso; no hagas caso; cuando lo hayas leído me dirás si lo es.

Otros te harán desistir de leerlo, o te dará pereza abrirlo, pero si antes de hacerlo cierras tus ojos y me pides que yo te ayude a comprenderlo, puedo asegurarte que no será difícil y podrás hacerlo tuyo. Sólo que tengo un sistema de trabajo y un lenguaje diferente a los que tú usas; necesitarás también descubrirlos. Segunda: No vivir la vida como la heredaste, o como tú quieras vivirla, sino como Yo la diseñé, junto con todo el Universo, del cual tú formas parte.

Para ello, habrás de separarte de tus malas costumbres, de tus malos hábitos, de tus tradiciones y pecados. En una palabra, cambiar lo tuyo por lo mío. ¿Qué te parece? Y no digas: Ah, ¿y eso si funciona? porque no podrás decirlo antes que lo hayas probado. Y no esperes verme físicamente porque no dejé ningún retrato, ni ha habido nadie que pueda hacer una pintura o ilustración de mi persona. Cuando quieras encontrarte conmigo, abrirás el Evangelio, en la Biblia y me encontrarás. Y más fácil aún, cierra tus ojos, invoca mi Nombre, Jesús, y me hallarás, si me buscas de todo tu corazón y de toda tu alma.

"He aquí, Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, Yo entraré y comeré con él y él conmigo." Apocalipsis 3:20

Tu amigo que te espera: Jesús

¡Dios les bendiga!
Amén

2 comentarios:

mariano dijo...

Hola escribo para invitarlos a que miren este proyecto hermoso en el que participo Marcos Witt, se tratan de unas postales que uno personaliza y marcos sale diciendo mensajes realmente hermosos e inspiradores para quien recibe los mensajes... Mirenlo... es una verdadera bendicion. www.postcardsfromthestars.com

Anónimo dijo...

“Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, {Gr.[ Petros.]} y sobre esta roca {Gr. [petra.]} edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. (Mateo 16:16.
Este texto exhibido está importante analizarlo PERO desde el punto de vista Judío, con el idioma hebreo ó arameo, idiomas que habló: YHSHWH.
En el idioma hebreo se leería así: 16 Shimeón Kefa respondió: "Tú eres Ha MashíaH el Hijo del Elohim viviente" (Que vive).
17 "Shimeón Ben Yojanán," Yahshúwah le dijo:"¡Cuán bendito eres! Porque ningún ser humano te reveló esto, sino mi Padre ( Avinu) que está en el cielo. (Shamáyim)
18 También te digo esto: "Tú eres Kefa, (Pedazo de roca) y sobre esta Kefá (Roca) yo construiré la Asamblea de Yisrael, y las puertas del Sheol no podrán vencerla”.
Para mí los contextos morfológicos son diferentes, pero el mensaje es entendible, el problema es que algunos predicadores defienden más a los señores grecolatinos y critican al pueblo de origen judío, y pretenden tener antropología con ellos, realmente no los entiendo, nos quedamos con la ontología Judía, o agachamos la cerviz a los señores grecolatinos, ¿Quién sabe más de Biblia, Talmud) los Judíos ó los pastores, a los Judíos en vez de biberón les dan la Toráh, a los doce años pueden recitar la toráh, como usted el himno nacional, un judío, ó uno de la casa de Israel una vez convertido al MESÍAS jamás vuelve atrás, porque volvió a su marido que abandonó en su infidelidad, así como la mujer samaritana, ella no era Goyim (Nación pagana) ella entendió el mensaje dicho en códigos por el Mashiah, y cuando supo que era ËL Mesías saltó de la alegría, si fuera pagana ni entendería, ni conversaría con el Mesías. Si usted es gentil ni ha visto ni ha conocido al Mesías, todavía no ha nacido.
Solo termino con preguntas del texto expuesto, porque sería muy extenso explicar todo.
• Porqué el nombre es: Shimeón Kefa, y NO Pedro?
• Kefa quiere decir: Pedro? Qué significa: IESUS?
• Realmente Kefa dijo: Tú eres el Cristo? Yo pienso que NO. Porque Pedro ya murió cuando le acuñaron la palabra: Cristo.
• Porqué un Judío (Yahjudim ) NO pronuncia la palabra Di-s (Zeus?)
• La palabra iglesia, sabe usted de donde salió?
• Cristianos quiere decir: El Ungido?
• Gracias por reaccionar. Wilson Aguayo a_wilsonia@hotmail.com

descripción Radio Online

Escucha esta radio con Winamp/iTunes
Escucha esta radio con Windows Media Player

subir imagenes Compartir